Las Escrituras son inspiradas por Dios para nuestra enseñanza y crecimiento espiritual. VERSÍCULO CLAVE: 2 Timoteo 3:16 <<Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia».

INTRODUCCION

¿En qué piensa usted cuando escucha la palabra <<autoridad»? La gente a menudo desconfía de esta palabra ya que a veces es vista con sospecha en nuestro mundo actual. Sin embargo, la autoridad divina de las Escrituras es una creencia fundamental para los cristianos. La lección de hoy enfatiza la inspiración divina de la Palabra, reconociendo a Dios como el Autor y al Espíritu Santo como el Inspirador de los escritores. Tener en cuenta la fuente de la autoridad bíblica nos permite aplicarla personalmente y en nuestra comunidad de fe.

Al observar las Escrituras desde este punto de vista, piense en cómo la está utilizando usted para guiar su perspectiva y orientar su vida.

1-  LA ESCRITURA ES DIVINAMENTE INSPIRADA

2 Timoteo 3:14‐ 17; 2 Pedro 1:16‐21

Para entender mejor 2 Timoteo 3: 14‐17, debemos ver el versículo 13. Allí, Pablo advirtió a un joven pastor Timoteo acerca de los falsos maestros que tratarían de desviar a otros. En respuesta, Timoteo necesitaba enfocarse en la Palabra de Dios, la única fuente de verdad espiritual para el cristiano. Timoteo comenzó a recibir instrucción en la Palabra durante su juventud. Ahora, un adulto bajo el discipulado de Pablo, podía estar seguro de que lo aprendido era cierto.

Las Escrituras nos pueden hacer sabios, instruyéndonos a tomar la decisión que nos lleva a la salvación. Esto se opone a las palabras engañosas de los falsos maestros, que alejan a las personas de Cristo.

Las <<Sagradas Escrituras» en el versículo 15 se refieren a las Escrituras judías: el Antiguo Testamento. Pero Pablo también incluyó como Escritura aquellas cosas que había recibido del Señor y enseñado a otros (1 Corintios 11:23; Gálatas 1:11,12; 1 Tesalonicenses 2:13; 2 Pedro 3:16). <<Toda la escritura» (2 Timoteo 3:16) también incluía los escritos que más tarde se convertirían en el Nuevo Testamento. Ningún hombre o mujer es autor de las Escrituras, ya que es <<inspirada por Dios» (v. 16). Dios es el autor, a través de escritores humanos. Esto no quiere decir, sin embargo, que los escritores de la Biblia recibieron un dictado. Más bien, fueron guiados por el Espíritu Santo para transmitir la verdad a través de sus propios estilos y vocabularios.

Pablo continuó describiendo áreas en que la Biblia podía ayudar a los creyentes a crecer en la fe: doctrina, reprensión, corrección e instrucción. Todas estas fueron provistas con el En de equipar bien al creyente para su vida en el Señor. La Palabra de Dios es diferente de cualquier otra clase de libro (2 Pedro 1:16‐21).

La Escritura es confiable.
No provino de la voluntad del escritor ni de ningún tipo de interpretación de los acontecimientos. Aunque los escritores fueron humanos, sus ideas y pensamientos fueron dirigidos por el Espíritu Santo. En las Escrituras, la voluntad humana está ligada a los deseos y esperanzas de una persona. Como resultado, el versículo 21 nos asegura que la Palabra de Dios no refleja simplemente lo que un escritor de la Biblia esperaba que Dios dijera. Las Escrituras vinieron del Espíritu.

2. LA ESCRITURA ES REVELACIÓN DE DIOS

Salmos 19:1‐14
El universo declara la gloria de su Creador (Salmo 19:1). Esta fue una afirmación importante en los tiempos bíblicos, ya que las culturas paganas veían los cielos y otros elementos de la Creación como dioses en sí mismos. Al decir que Dios es el Creador de todo, el salmista declaró a su Dios como el único Dios verdadero, glorioso sobre todos. Observe el lenguaje poético en los versículos 1‐6, que describe el poderoso testimonio de la Creación de Dios.

Al igual que el salmista, podemos regocijamos por la provisión de Dios. De esta manera, la Palabra de Dios nos recuerda su gloria, evidente a nuestro alrededor.

Podemos ver, entonces, que el Salmo 19 es un gran ejemplo de poesía bíblica, que ilustra cómo los escritores de la Biblia transmitieron principios clave de maneras que ayudaran a los lectores a recordar las verdades, y los inspiraran a aplicar esas verdades a la vida.

Observe cómo los versículos 7‐11 enumeran varios sinónimos para la Palabra de Dios, seguidos de las características de cada uno, y luego maneras en que los fieles pueden aferrarse a ella: La Ley del Señor es perfecta (o completa), que infunde aliento al alma; los estatutos del Señor son dignos de confianza, y hacen sabios a los sencillos; etc.

La Palabra de Dios impacta a los oyentes en maneras que los ayudan a ponerla en práctica (véase Lucas 11:28). La Palabra también llama al oyente al autoexamen. Es una advertencia (Salmo 19:11‐13), que dice a los fieles cómo vivir, pero su advertencia puede recibirse con alegría porque la Palabra también proporciona ayuda y dirección. Se puede confiar en sus enseñanzas que son una guía para el creyente por el camino recto, el camino de la justicia (v. 9).

El salmo 19 termina con una oración familiar. Encontramos una mejor comprensión de esto al mirar el contexto de este salmo. El Señor reveló su verdad y su gloria en la Creación, y luego, más claramente y con autoridad, en su Palabra. Al meditar los cristianos en la Palabra, pueden vivir de una manera que sea agradable a Dios (v. 14).

3. LA ESCRITURA DA DIRECCIÓN DIVINA

Salmos 119:105‐112

El salmo 119 es un maravilloso poema acróstico. Utiliza el alfabeto hebreo para formar estrofas, y cada versículo en una estrofa particular comienza con esa letra. Los versículos 105‐112 forman una estrofa en la que cada versículo comienza con la letra hebrea nun.

Encontrará mucho paralelismo en estos versículos: En el versículo 105, la luz de la Palabra de Dios es comparable a <<los juicios» en el versículo 108. Note también cómo los versículos 106 y 109 son para‐ lelos porque hablan de seguir (y recordar) los mandatos de Dios. El mismo tipo de paralelismo se ve en los versículos 107 y 110, con referencia al sufrimiento y luego a la trampa de los impíos. En ambos casos, el seguidor de Dios debe confiar y depender de la Palabra. El salmo va preparando el camino para una gran proclamación en los versículos 111y 112, donde el salmista declara que guardará los estatutos de Dios hasta el fm de la vida, porque son el gozo de su corazón.

Este paralelismo enfatiza el papel central que las Escrituras deben desempeñar a lo largo de las estaciones de la vida. A medida que vivimos cada día, debemos usar la Palabra para iluminar nuestro camino. Cuando sufrimos, aun en medio de la injusticia, debemos confiar en el Señor. Y podemos encontrar alegría en los tiempos difíciles cuando nos mantenemos fieles a la Palabra.

El versículo 105 ‐ entre los más citados de las Escrituras‐‐ sirve para enfatizar el mensaje de este salmo. La luz que irradian las Escrituras es una lámpara para que las almas perdidas encuentren la verdad espiritual. Pero también es una fuente de luz para el pueblo de Dios en su andar por la vida. Y así, la Palabra de Dios tiene un papel importante en la vida del creyente, desde el primer momento de la fe en Cristo hasta el final. <<Heredad» en el versículo 111 habla del legado de la Palabra que se transmite a través de las generaciones. Tal herencia le otorga valor a conocer y practicar la Palabra.

El salmo estalla en triunfo y alegría, en los versículos 111 y 112. Allí el salmista declara que guardará los estatutos de Dios hasta el fin de la vida, porque son el gozo de su corazón.

EL LLAMADO AL DISCIPULADO

La autoridad de las Escrituras viene directamente de Dios, su Autor, y se afirma en nosotros por el Espíritu a medida que la leemos y aplicamos a nuestra vida. La autoridad de las Escrituras significa que puede ofrecer orientación y dirección en las diversas circunstancias y temporadas de la vida, conforme buscamos a Dios en la lectura, la enseñanza y la conversación acerca de su Palabra.

¿Ve la Biblia con la autoridad que esta tiene y como se muestra en esta lección? ¿Qué puede hacer para no sólo respetar la autoridad de la Biblia, sino también para obedecer a Dios cuando El le habla a través de sus Escrituras?

 

Area de descarga

Comentarios

Comentarios