“No quiero que se lo tome como algo personal, pastor, pero nos vamos de la iglesia”.

Sí, claro.

El miembro de la iglesia le pudiera haber enterrado un cuchillo al pastor al mismo tiempo que le decía que no era personal.

Uno de los aspectos más dolorosos y personales del ministerio pastoral es la salida de algunos miembros de la iglesia. Por supuesto, me refiero a miembros de la iglesia que se quedan en la comunidad, no a los que se mudan fuera de la ciudad.

Los que optan por salir de una iglesia, sin importar el motivo, necesitan entender que su pastor probablemente va a ser lastimado. A veces profundamente herido. En lugar de racionalizar todas las razones por las que un pastor no debe sentirse mal cuando un miembro se va, permítame mostrarle el interior de la mente y el corazón de un pastor. Aquí están cinco razones por las que muchos pastores se ven afectados tan profundamente cuando los miembros salen de su iglesia

  1. Se siente como rechazo personal. Un pastor me describió este sentimiento cuando me dijo, “¿Qué he hecho para hacer que se vayan? Eran algunos de miembros más fieles. ¿Qué es lo que no les gusta de mí?”.
  2. Relaciones desarrolladas. La mayoría de los pastores han desarrollado un profundo amor por los miembros de su iglesia. Se preocupan por ellos. Los defienden. Están ahí para ellos. Las salidas de los miembros son a menudo abruptas, dejando al pastor con dolor y dudas.
  3. Ha invertido mucho tiempo. “Lo discipulé, y mi esposa discipuló a su esposa”, me dijo el pastor. “Hemos invertido mucho en esa familia. Se siente como si nos han traicionado”.
  4. Preocupación por el estado de ánimo general de la iglesia. Otros miembros de la iglesia a menudo se duelen cuando un miembro de la iglesia se va. El pastor se lamenta debido a la salida y debido a la preocupación por la moral de los miembros de la iglesia remanente.
  5. Existe el temor de que otros lo sigan. Se suele decir que las relaciones son la mejor manera de conseguir que gente vaya a la iglesia. Por desgracia, las relaciones son a menudo la causa más común por la que la gente deja una iglesia también. Por lo tanto, el pastor se lamenta y preocupa de que otros miembros seguirán a los miembros salientes.

La gran mayoría de los pastores no hablan de este problema con otros pastores, mucho menos con los miembros de la iglesia. La partida de un miembro de la iglesia no es poca cosa para un pastor. Es personal, dolorosa, y puede incluso conducir a la depresión.

Algunos miembros de iglesias tienen motivos personales para irse de la iglesia que los cobijó y ayudó en sus años de feligrés. algunas razones de la salida de un miembro pudiera ser porque:

  • Fueron disciplinados por el Pastor y eso los enoja y haciendo berrinche deciden irse, a veces sin siquiera hablar con el Pastor o despedirse correctamente.
  • Enojo con la administración y en vez de ayudar prefieren mejor buscar un lugar mejor.
  • Pecado en la vida del creyente que no se puede tolerar en la iglesia donde asisten, por lo que mejor es decir “Me Voy”.
  • Algunos son “acarriados” por otros miembros de otras iglesias y éstos al no tener identidad en su iglesia se van

Lo cierto es que duele cuando un miembro se va de la iglesia, pero también hay que reconocer que es mejor que un miembro se retire de la iglesia cuando éste ya no recibe Palabra de su Pastor, cuando hay enojo, cuando no se comparte la misma visión, entonces es mejor que salgan y sirvan mejor en otro lugar en vez de estorbar y ser tropiezo donde creyeron. Es triste, pero una gran realidad en muchas iglesias de hoy.

Si estás pensando dejar tu iglesia NO LO HAGAS, mejor evalúa lo recibido a través del Ministerio del Pastor o Liderazgo, resuelve tus conflictos con la gente que te hace irte de la iglesia y ponte en oración pidiendo a Dios su dirección.

A menos que Dios te llame para servirle en otro lugar con tu Ministerio será correcto porque todo tiene un siclo o tiempo. Pero no te salgas solo por aburrimiento o porque “necesitas nuevas experiencias” considera que hieres a tu Pastor y su familia.

Si al final decides irte de tu iglesia, hazlo correctamente — Hablando con tu Pastor, honrándolo como es debido, no salgas de tu iglesia con un pleito o enojo porque donde vayas llevarás tu amargura, dolor y hablando mal de tu antiguo pastor e iglesia y eso es traición.

En tu vida de Cristiano, cuántas veces te has cambiado de iglesia?

View Results

Cargando ... Cargando ...
fuente: TGC

nuevo antiguo más votado
Notificame de
Luis Quiroz
Visitante

Moises Lopez

Nor Mar
Visitante

Seamos honestos

Yolanda De May
Visitante

Mira Esther D Sosa no en todas las iglesias suele pensarse así

Diana Garcia
Visitante

Pero no lo creo, para ser sincera!

Eddy GaBa
Visitante

Hay circunstancias que son correctas, como un llamado de Dios, también cuando se está perdiendo la sana doctrina, o cuando cambiaste de domicilio y te queda demasiado lejos, siempre podrá ser doloroso pero si es bajo la dirección de Dios él se encarga del resto

Norma Esther Gutiérrez Romero
Visitante

No se ve!

Cristobalina Jimenez Mendiola
Visitante

Pues yo no entiendo porque alguien se.saldría de la Iglesia, uno debe poner la mirada en Dios, no en el pastor o los líderes

Vázquez Victoria
Visitante

No lo pude abrir..

Carmen María
Visitante

Pues algunos se comportan como dueños de la vida de los feligreses prepotentes e incompetentes