<<Oh Señor, conforme a todos tus actos de justicia, apártese ahora tu ira y tu furor de sobre tu ciudad Jerusalén, tu santo monte; porque a causa de nuestros pecados, y por la maldad de nuestros padres, Jerusalén y tu pueblo son el oprobio de todos en derredor nuestro».

Aunque el tema es la profecía de Daniel, la mayor parte de la lección se centra en la oración intercesora. Dios reveló eventos futuros porque se relacionaban con su respuesta a la oración de Daniel de que los judíos fueran restaurados del exilio. Daniel reconoció que su condición de exiliados era el resultado de su idolatría y vida pecaminosa. Y así, en su oración, confesó el pecado del pueblo y pidió a Dios misericordia y restauración. Esta oración sería contestada, no solo en lo que respecta a la restauración del pueblo a la tierra de la promesa, sino también al Señor. Dios enviaría al Mesías a tratar con el pecado y atraer justicia eterna a su pueblo.

1. Oración de confesión Daniel 9: 1-14

A Unpueblopecador
B. Un Dios justo

2. Oración porla restauración Daniel 9: 15‐19

A Apartarse del pecado
B.Orar por el favor de Dios

3. La respuesta de Dios Daniel 9: 20‐27

A Dios envía un mensaje
B. Setenta semanas

Area de descarga

Comentarios

Comentarios