La humildad es un valor que hace que las personas no se sientan más o menos que otras, se basa en enseñarle a los demás que hay que conformarse con lo que uno tiene, sin tener que aparentar lo que uno no es. En esta ocasión, permítame reflexionar en tres principios que identifico en la humildad que Jeús habla. Veamos…

I. EL VALOR DE LA HUMILDAD. “…aprended de mí,” (Mateo 11:29).

Humildad no es sinónimo de pobreza… humildad es sinónimo de calidad de persona. No importa que tan grande sea tu casa, que modelo sea tu auto, cuánto dinero tengas en tu cuenta bancaria Nuestra tumba va a ser del mismo tamaño. ¡Sé humilde!
¡Ser humilde es el valor más hermoso del ser humano!
La Biblia dice en el Salmo 47:6, “Jehová exalta a los humildes, Y humilla a los impíos hasta la tierra…”
Jesús dijo ¡Aprended de mí…! Eso es un gran valor, porque Jesús mismo fue y es humilde. Hay que aprender de Él.
También en Proverbios 16:19 dice: “Vale más humillarse con los oprimidos que compartir el botín con los orgullosos”. (Biblia al día).
Santiago nos habla de la humildad en el capítulo 4:6; “Pero él da mayor gracia. Por esto dice: Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes”.

II. LA IMPORTANCIA DE LA HUMILDAD. “…que soy”.

Jesucristo no dijo, “hay que ser humildes, sino, yo soy humilde. Y cada seguidor de Cristo, tiene que vivir en humildad para identificarse como verdadero cristiano.
Dios dice en Isaías 66:2; “Mi mano hizo todas las cosas, a así todas estas cosas fueron, dice Jehová; pero miraré a aquel que es pobre y humilde de espíritu y que tiembla a mi Palabra”
Cristo ejemplificó la humildad. (en la última Cena Juan 13:3-5).

  • El mensaje no era lavarle los pies a los demás.
  • El mensaje éste implícito: Implica humildad.
  • El hombre entiende mal la humildad y la confunde: con pobreza, falta de conocimientos, no bañarse.

Pablo dijo: “Nada hagáis por contienda o por vanagloria: antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo” (Filipenses 2:3).
Isaías 29:19 dice: “Entonces los humildes crecerán en alegría en Jehová, y aun los más pobres de los hombres se gozarán en el Santo de Israel. Una persona que no sea humilde, nunca, nunca va a crecer en ninguna manera.

III. EL RESULTADO DE LA HUMILDAD.

¿Qué resultados podemos encontrar en la himildad? o ¿qué resultados nos ofrece la Palabra de Dios al ser humildes?

Proverbios 3:34 dice: “Cuando viene la soberbia, viene también la deshonra; Más con los humildes está la sabiduría”.

Eso es lo mas hermoso; ser sabios, y más en nuestra vida espiritual. Cuando tu as aprendido a ser humilde, tu vas a ser una persona que recibe la sabiduría de Dios.

El Salmo 149:4, encierra esta verdad diciendo. “Porque Jehová tiene contentamiento en su pueblo; Hermoseará a los humildes con la salvación.

Alguien dijo: “Yo lo único que se, es que no se nada”. Cuando tu aprendes a ser humilde, te darás cuenta que, aunque el mundo rodee, tu eres la causa por la que Cristo vendrá a arrebatar a un pueblo santo. Así que, no te sorprende lo que puedes llegar a tener en este mundo, sino lo que Dios te ha prometido en su Palabra. “…Hermoseará a los humildes con la salvación”.

CONCLUSIÓN.

Jesús es tu ejemplo. Aprendamos de él, a ser humildes. Refleja a Cristo en tu vida. Hay tantas cosas que podemos enseñar  y reflejar de Cristo, enseña y refleja tú la humildad de Cristo. Bendiciones a tu vida.

Comentarios

Comentarios