(Bodas de Plata u Oro)

1 . Antecedentes

Estas ceremonial son memorables ya que encierran toda una vida.

Los cónyuges cuentan en su haber con 25 0 50 años de vivir juntos en las mismas y diversas experiencia. Habrá hijos, tal vez nietos, y es una hermosa oportunidad para estimular a todos mediante una pequeña pincelada con oportunas referencias. E1 fin de todo esto será llevar una enseñanza del evangelio, valiéndose de las experiencias y de las circunstancias de los celebrantes.

Tómese nota de que realmente no se casan otra vez. Se recuerda el casamiento en un sagrado y sublime acto de agradecimiento. Propiamente dicto, las ceremonial de aniversario son actos de acción de gracias.

El oficiante debe tomar nota previamente del número de hijos y de nietos, en qué fecha se casaron, quién los casó, en qué lugar, y otros aspectos históricos y de interés. Citará algunas experiencias, como anécdota que podrían proporcionar los celebrantes. Exaltará las virtudes reviviendo el pasado, el de consolidar el presente.

2. Diversos aniversarios

Las indicaciones anteriores, pueden también servir de pauta para otros aniversarios, como por ejemplo: de ministerio, de pastoral, de la organización, de una institución. El adorno y programación siempre se dejarán al ingenio y gustos de los encargaros del festejo.

El pastor podrán también dar sus indicaciones Recuérdese que la plata es el color distintivo de los 25 años, y el oro de los 50.

3. Programa

a) Invocación.
b) Procesional. Con un himno o una marcha, se efectuará la entada de los celebrantes y de sus acompañantes.
c) Una breve reseña en relación a la familia o la institución, o al oficio según la celebración.
d) Himnos especiales.
e) Poesías o algún arreglo para ser declamador por alguien.
Í) El mensaje deberá ser profundamente instructivo, por el pastor o algún ministro invitado
g) Téngase la acción de gracia en el altar, con toda la descendencia, hacienda un cerco a los celebrantes.

4. Orden de la ceremonia:

El oficiante dirá las siguiente palabras a toda la congregación, que estará en pie:
Muy amados hermanos en el Señor Jesucristo, nos hemos reunir aquí en la presencia de Dios para ser testigo de es-
te servicio de acción de gracias, que trae como ofrenda al altar a nuestros queridos hermanos (nombres completos de los festejados) con toda su familia, por el singular motivo de la celebración de (mencionará que celebración se efectúa). Se trata nada menos que del dulce recuerdo de su unión, cuando el Señor les concediera hace (mencionará el número de años) enlazarse en santo matrimonio, el cual es un estado honorable instituido por Dios, cuando el hombre aún estaba en astado de inocencia, y que nosprefigura la unión mística que existe entre Cristo y su Iglesia. Además Cristo aprobó y honró este santo estaco con supreesencia y con su prímer milagro que hizo en las boda de Caná de Galilea, y San Pablo lo recomienda diciendo que es digno de honor entre todos, por tanto no debe ser emprendido ni realizado inconsiderada o temerariamente, si no con reverencia y discreción, peso, cordura, sobriedad y temor de Dios.

Puesto que nuestros hermanos vienen ahora agradecidos y alegres con la experiencia preciosa de (cantidad de años) de felicidad en los vínculos indisolubles del matrimonio, yo les invito solemnemente, pueblo cristiano, a unirnos en ellos en esta santas significativa devoción.

Después de una pausa, el oficiante dirá a los esposos:

Les requiero y encargo queridos hermanos recordar que estamos en la presencia de Dios, para conmemorar a celebrar con gratitud ante el Todopoderoso y en nombre de nuestra santa iglesia, el contrato de matrimonio que en ustedes ya no es promesa, si no una preciosa realidad.

Sus rastros revelan aquello que hay en sus corazones. Para todo verdadero cristiano, el matrimonio es un estado santo, exclusivo e indisoluble. Imploremos pues la gracia del Senor:

El oficiante dará una oración espontánea, alabando a Dios por su protección sobre el matrimonio objeto de esta celebración.

Invitará a la congregación a sentarse.

El ministro dirá a los esposos:
Han venido ante Dios, y ante mi como ministro de Jesucristo, reconociendo la importancia de esta intervención y ordenación humana. Así pues yo los presento ante el Señor en ofenda de gratitud, exhortándolos a que en efecto con
solicitud y rendición, en este acto que es serio y solemne,por consiguiente, renueven y afirmen más profundamente
los votos que cuando se tomaron el uno al otro, para bien o para mal, para riqueza pobreza, para gozo o tristeza, pa
ra salud o enfermedad, en todo lo que la vida da, y  lo que la vida quita, sigan siendo verdaderos y fieles esposos hasta que la muerte los separe. Y siendo que la palabra de Dios, escrita y citada hace (mencionar la cantidad de)
años fue para ustedes verdadera instrucción y luz en su camino, por eso, como corrientes de aguas vivas y como herencia y horizonte a su descendencia, reciban nuevamente la brisa fresca de gracia con la lectura de aquellas Santas Escrituras que dicen:

Maridos, amad a vuestras mujeres, asi como Cristo amó a la Iglesia, y se entregó a si mismo por ella, para santificarla. Así también los maridos deben amar a Sus mujeres, como a Sus mismos cuerpos. El que ama a su mujer a si mismo se ama. Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer y los dos serán una sola carne. Efesios 5:25-31 .

Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo. 1 Pedro 3 : 7.
Asimismo  escuchen lo que dicen las Sagradas Escrituras a las esposas:

Las casabas estén sujetas a Sus propios maridos, como al Señor; porque el marido es cabeza de la mujer asi como
Cristo es cabeza de la Iglesia, la cual es su cuerpo y él es su Salvador Así que, como la Iglesia está sujeta a Cristo, así
también las casabas lo estén a Sus maridos en todo. Efesios 5:22-211.

Asi mismo, mujeres, estad sujetas a vuestros maridos; para que también los que no creen a la palabra, sean ganados
sin palabra por la conducta de Sus esposas, considerando vuestra conducta casta y respetuosa. 1 Pedro 3 .- 1 y 2.
Por lo demás, cada uno de vosotros ame también a su mujer romo a si mismo; y la mujer respete a su marido.

Efesios 5.33
Esta es la Palabra de Dios. Amén.

Votos

Dirigiéndose a los esposos, el ministro dará las siguiente

preguntas, las cueles deberán ser contestaras afirmativamente por los esposos.

Estimados hermanos:
a) ¿Quieren renovar sus votos de amor y fidelidad en este día de la celebración de su (número de años) aniversario matrimonial?
b) ¿Desean que sea esta acción de gracia un bello historial, un ejemplo a su generaciones y sobre todo una ratificación de su vidas ofrendados para la gloria de Dios ?
¿Aceptan ofrendar su vidas al Señor en gratitud por haberles concedido (número de años) año de fidelidad for-
mando este hermoso hogar?

Prendas

En el caso de que los esposos haya dispuesto entregarse de nuevo alguna prenda, el ministro deberá estar entecado con anterioridad. De ser así, procederá a preguntar :

¿Qué prenda entregas a esta dama, tu esposa, en testimonio de tu gran amor?
a) Si es una Biblia, dirá el esposo repitiendo con el oficiante:
Que la mejor herencia, el libro único, el libro de Dios, sea el tesoro más grande de nuestra vida, como símbolo de nuestro amor.
b) Si son anillos ambos dirán con el oficiante:
Que estos anillos, círculos sin principio y fin, sean el símbolo puro de nuestro amor experiencia de felicidad.

Los esposos se pondrán de rodillas. poniendo su mano derecha anidas sobre la Biblia y el oficiante sobre las de ellos para hacer una oración de su propia inspiración.  y ya puertos de pie los esposos al concluir la oración,

oficiante dirá:
Que a los que Dios unió, ningún hombre los separe. Que el Dios Todopoderoso, Padre, Hijo y Espirito Santo, les bendiga, conserve y guarde. El Señor por su misericordia vuelva a ustedes los ajos de su favor y los colme de su gracia y bendiciones espirituales, de tal manera, que vivan en este mundo en su santo temor y gocen en el otro de la vida celestial. Amén.

fin.

tomado del manual del ministro, constitución admex ver 2009

Comentarios

Comentarios