Considerando la preeminencia que la sana doctrina tiene en la iglesia y que solo las Sagradas Escrituras son nuestra regla infalible de fe y conducta. (1a tim 6:3-5).

Considerando que cuidar la doctrina es cuidar de la salud de la iglesia (1a tim 4:16)

Considerando que toda divergencia doctrinal es peligrosa porque entraña riesgos de cisma para la iglesia, obstaculizando que se cumpla el deseo y mandato expreso de nuestro Señor Jesucristo de
mantener la unidad en el vínculo de la paz (Juan 17:22; Efesios 4:1-6)

Considerando el gran valor que tiene una buena imagen ante la comunidad y que en este caso han conquistado las Asambleas de Dios en México a través de sus 90 años de infatigable labor (1 Tim 3:7; Hechos 2:47)

Los Presbíteros Ejecutivo y General, durante sus sesiones ordinarias celebradas los días 18 al 20 de noviembre de 1988 en la ciudad de Veracruz, Ver., haciendo uso de la facultad moral que les confiere su representatividad nacional y nuestra Constitución Eclesiástica, han tenido a bien emitir la siguiente solemne declaración:

En virtud de las modalidades litúrgicas actuales que amenazan con infiltrarse solapadamente en nuestras iglesias locales y que las tales no están en conformidad con la correcta interpretación de las Escrituras o no han probado aún por su reciente aparición, ser benéficas para la edificación de la iglesia, a todo el honorable ministerio del país e iglesias y misiones:

[dropcap]MANIFESTAMOS[/dropcap]

Que sin desconocer la soberanía de Dios y las insondables riquezas del Espíritu Santo, se regule el orden del culto y las operaciones carismáticas según los principios bíblicos apuntados básicamente en 1 de Corintios 14 y ademas a pasajes correlativos:
– Los dones espirituales son dados a la igl,esia para edificación, exhortación y consolación. 1 Cor 14: 3,12

– Los espíritus de los profetas están sujetos a los profetas 1 Cor. 14:32

– Las profecías debe ser juezgadas conforme a las Escrituras. 1 Tes 5.20,21 ; 1 Tim 6:3-5; 1a Juan 4:1

– El culto debe ser decoroso y ordenado. 1 Cor. 14:37-40

– Las expresiones físicas de alabanza deben ser espontáneas y espirituales (nos prescritas ni superficiales) 1 Cor 14:26; Juan 4:24

Por todo lo antes expuesto, se impone la necesidad de una vigilancia más estrecha y un celo más puro respecto a las manifestaciones tales como:

  • Caerse al piso obligadamente
  • Sugerir formas extrañas de recibir el bautismo en el Espíritu Santo
  • Inducir al vómito para la liberación
  • Alocuciones verbales mágicas que pretender ser espirituales en la oración y ministración.
  • Expresiones dancísticas como manifestaciones del Espíritu
  • Ungimientos excesivos de aceite con virtudes misteriosas
  • Silvidos , murmullos y cosas semejantes a éstas.

Por lo demás hermanos amados, pasadla bien y el Dios de paz, os santifique por completo y todo vuestro ser, espíritu alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor
Jesucristo. 1 Tes. 5:23

 

– fuente – cartel de publicidad de las Asambleas de Dios
distrito Yucatan. Dic, 2014

Comentarios

Comentarios