1 Reyes 17:1-9: Entonces Elías tisbita, que era de los moradores de Galaad, dijo a Acab: Vive Jehová Dios de Israel, en cuya presencia estoy, que no habrá lluvia ni rocío en estos años, sino por mi palabra. Y vino a él palabra de Jehová, diciendo: Apártate de aquí, y vuélvete al oriente, y escóndete en el arroyo de Querit, que está frente al Jordán. Beberás del arroyo; y yo he mandado a los cuervos que te den allí de comer. Y él fue e hizo conforme a la palabra de Jehová; pues se fue y vivió junto al arroyo de Querit, que está frente al Jordán. Y los cuervos le traían pan y carne por la mañana, y pan y carne por la tarde; y bebía del arroyo. Pasados algunos días, se secó el arroyo, porque no había llovido sobre la tierra. Vino luego a él palabra de Jehová, diciendo: Levántate, vete a Sarepta de Sidón, y mora allí; he aquí yo he dado orden allí a una mujer viuda que te sustente.

La Biblia nos enseña que a lo largo de nuestra vida tendremos momentos buenos y momentos malos estoy seguro de que No existe nadie en el mundo creyente o no creyente que no haya tenido una mala época en su vida.

  • Tiempo donde las cosas no salen como queremos
    Tiempo de enfermedad
    Tiempo de escasez
    Tiempo de tristeza
    Tiempo de soledad
    Tiempos Donde vemos que el arroyo se esta secando

Lo más importante es saber como debemos reaccionar frente a esos momentos que no quisieramos pasar

Al profeta Elias le toco pasar por un momento malo donde despues de haber dado la Palabra que Dios le mando tuvo  tambien que sufrir las consecuencias.

Pero ¿Qué hacer en medio de los momentos difíciles, en momentos cuando los arroyos se secan?

1.–En primer lugar debemos de permanecer Seguros en la Protección de Dios.

Escóndete en el arroyo de Querit

Muchas veces cuando pensamos que las cosas van a mejorar empeoran

Al ir a Querit, el profeta ahora estaba bajo el cuidado especial de Dios.

Salmos 3:1 ¡Oh Jehová, cuánto se han multiplicado mis adversarios! Muchos son los que se levantan contra mí.
2 Muchos son los que dicen de mí: No hay para él salvación en Dios. Selah
3 Mas tú, Jehová, eres escudo alrededor de mí; Mi gloria, y el que levanta mi cabeza.
4 Con mi voz clamé a Jehová, Y él me respondió desde su monte santo. Selah
5 Yo me acosté y dormí, Y desperté, porque Jehová me sustentaba.
6 No temeré a diez millares de gente, Que pusieren sitio contra mí.
7 Levántate, Jehová; sálvame, Dios mío; Porque tú heriste a todos mis enemigos en la mejilla; Los dientes de los perversos quebrantaste.
8 La salvación es de Jehová; Sobre tu pueblo sea tu bendición. Selah

Salmos 34:6 Este pobre clamó, y le oyó Jehová, Y lo libró de todas sus angustias.
7 El ángel de Jehová acampa alrededor de los que le temen, Y los defiende.

Salmos 91:1 El que habita al abrigo del Altísimo Morará bajo la sombra del Omnipotente.
2 Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío; Mi Dios, en quien confiaré.
3 El te librará del lazo del cazador, De la peste destructora.
4 Con sus plumas te cubrirá, Y debajo de sus alas estarás seguro; Escudo y adarga es su verdad.
5 No temerás el terror nocturno, Ni saeta que vuele de día,
6 Ni pestilencia que ande en oscuridad, Ni mortandad que en medio del día destruya.
7 Caerán a tu lado mil, Y diez mil a tu diestra; Mas a ti no llegará.

Nosotros podemos permanecer seguros en tiempos difíciles sabiendo que Dios cuidara de nosotros

II.–En segundo lugar permanecer Seguros en la Provisión de Dios.

La sequia podra empeorar pero la provisión de nuestro Dios nunca nos faltara

Tal vez en esta esta hora podemos estar atravesando por una situación precaria, sin recursos financieras, sin provisiones; quizá sin saber de dónde vendrá la próxima comida. Pero, como hijos de Dios, Él no te dejará; y si confías en El, no te verás defraudado. De una manera u otra,podemos decir “el Señor proveerá”. “Temed a Jehová, vosotros sus santos; porque no hay falta para los que le temen. Los leoncillos necesitaron, y tuvieron hambre; pero los que buscan a Jehová, no tendrán falta de ningún bien” (Salmo 34:9,10);

Yo he mandado a los cuervos que te den allí de comer” (v. 4).

Dios se había comprometido a proveerle todo el tiempo que permaneciere allí.

Salmos 34:10 Los leoncillos necesitan, y tienen hambre; Pero los que buscan a Jehová no tendrán falta de ningún bien.

Salmos 111:5 “Ha dado alimento a los que le temen; para siempre se acordará de su pacto”.

Mateo 6:26 “Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas?

Filipenses 4:19 “Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús”.

Debemos estar seguros de que cuando Querit se seque se abrirá Sarepta.

lll.-En tercer lugar permanecer Seguros en la Palabra de Dios

Vino luego a él palabra de Jehová, diciendo: En este mundo no existe nada mas confiable que la palabra de nuestro Dios,cada una de las promesas que el nos ha hecho se cumplirán en nuestras vidas,

Salmos 119:28 Se deshace mi alma de ansiedad; Susténtame según tu palabra.

Salmos 119:42 Y daré por respuesta a mi avergonzador, Que en tu palabra he confiado.

Salmos119:114 Mi escondedero y mi escudo eres tú; En tu palabra he esperado.

Salmos 130:5 Esperé yo a Jehová, esperó mi alma; En su palabra he esperado.

Isaias 55:11 así será mi palabra que sale de mi boca; no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié.

Durante todo el momento malo Dios se encargara de todo

Comentarios

Comentarios