Cuando tu hermano de sangre es el PASTOR de la iglesia donde te congregas

Dios llama a familias enteras a la conversion al evangelio, al servicio a Dios, a ser parte de su reino, y debería ser siempre el propósito principal de toda iglesia que se dice evangelica o cristiana.

Una vez iniciada la vida Cristina en tu iglesia, empieza tu crecimiento espiritual, en la Palabra en la madurez espiritual que dia con dia Dios va permitiendo usando lo cotidiano.

Aprendemos a servir a los demás, aprendemos a convivir con la mayoría, incluso iniciamos liderazgo en el area donde Dios y la iglesia nos ubique.

Pueden pasar años de servir en la obra De Dios, pero todo esto es para la gente normal que llega a una congregación donde el pastor es precisamente eso, SU PASTOR.

Existe una situación digna de mencionar cuando resulta que El Pastor de tu iglesia es tu hermano en sangre, es decir, es tu hermano, tu familiar, con quien creciste y viste crecer.

No debería ser un problema esta figura o situación, pero en muchas ocasiones la familia del Pastor (hermanos, hermanas, primos, abuela, madre, padre etc.) los cuales vieron crecer a ese niño y luego convertirse en EL PASTOR a seguir y obedecer se presentan problemas en la iglesia tales como.

  • Falta de compromiso con el pastor
  • Desobediencia a sus indicaciones
  • Menosprecio a su Ministerio
  • Críticas o levantar rumores entre la congregación.
  • Discordias familiares con la familia del pastor (esposa, hijos si los tuviere)
  • etc.

No es en todas las iglesias, pero hay Ministerios pastorales que sufren más por la familia materna o paterna que por los mismos miembros normales , incluso algunos pastores han dejado la iglesia o han sido sacados de ella por culpa de esa familia.

Otra vertiente es que el Pastor de la iglesia en ocasiones no logrará ayudar a su familia precisamente porque antes de ser su pastor fue el hermano, o el hermanito dependiendo de cada situación familiar.

Es raro ver al hermanito o hermano o padre, o madre, buscar el consejo o ayuda de pastor cuando se trata de ser su familia, por temor, por falta de comprensión , pero es un fenómeno. Admiro a aquellos pastores que logran que su propia familia los busque para el consejo para la oración o para la exhortación.

Siendo un tema amplio y controversial, esperamos que no sea tu caso, o si conoces alguno en particular que sea ejemplar o lo contrario puedes dejar tu comentario y así ampliar el tema.

Comentarios

Comentarios