LUCAS 4:10, 17; HECHOS 13:14, 15

VERDAD CENTRAL: El culto en la sinagoga judía desde su origen se desarrolló hasta convertirse en una institución sobre la cual se fundamentó la sobrevivencia de la nación judía, además de tener una influencia importante sobre el culto cristiano.

I- LA SINAGOGA EN EL ANTIGUO TESTAMENTO

1  Origen de la sinagoga
No se sabe con exactitud sus orígenes históricos, pero es evidente que tuvo su comienzo durante el exilio, donde ejercieron el papel de templo sin el ritual de los sacrificios. Los historiadores han llegado ala conclusión de que debió surgir en Babilonia, entre los judíos llevados allí, quienes, desprovistos del templo, se reunían para estudiar la Torá, probablemente los sábados. Después del decreto de Ciro, los exiliados volvieron a Jerusalén y reconstruyeron el templo. De cualquier manera la sinagoga continuó siendo institución del judaísmo palestino, y dónde hubiera un grupo de judíos se edificó uno de estos locales. Existen testimonios escritos de su existencia ya desde la época de Esdras (siglo IV a. C.).

2- Organización
Se tenía personas encargadas de diferentes áreas como: la organización del culto, el mantenimiento del orden y el cuidado de las cuestiones materiales. Para su buena administración se facultaba a individuos para las distintas tareas a realizar:

  – El presidente de la sinagoga.
Las responsabilidades de esta persona eran entre otras la de atender el culto. Era la encargada de seleccionar al orador para hacer la lectura, la oración, así como para la explicación del texto pronunciado en la reunión. Para este cargo se seleccionaba regularmente a uno de los ancianos (Lucas 8:49).

  – El limosnero.
Era el encargado de hacer la colecta para los pobres. Se realizaban dos tipos de colectas: la “canasta” de las limosnas semanales, del cual se ayudaba a los pobres de la comunidad una vez a la semana, y la “bandeja” de la que todos los necesitados, en especial los extranjeros, recibían su ayuda diaria.

  – El ministro de la sinagoga.
La tarea de esta persona consistía en preparar los textos sagrados para el servicio y regresarlos a su lugar. También se cree que era el encargado de efectuar el castigo a los condenados a azotes y enseñar a leer a los niños.

  – El lector de las Escrituras, el recitador de la plegaria, y el predicador.
No había funcionarios oficiales para estas tareas. Esta labor se encargaba a uno de la comunidad, o cada una de las tres tareas a personas diferentes. También podía recaer en alguien destacado que estuviera de paso. Es así como Jesús pudo dirigir la palabra en muchas ocasiones durante sus visitas por las poblaciones judías.

Reflexión:  Según vemos en Lucas 4:16, 17, ¿cree que Jesús conocía cómo se desarrollaba el culto en la sinagoga?

II – INFLUENCIA SOCIO RELIGIOSA DE LA SINAGOGA

1 Desarrollo histórico
Como resultado de la destrucción del primer templo (587 a.C.), se dio la desaparición de los sacrificios y las funciones sacerdotales. La liturgia judía se concentró entonces en la lectura e interpretación de la Escritura. De aquí siguió una revalorización de la Palabra y la doctrina. La situación se acentuó aún más durante los siglos de dispersión tras la destrucción del segundo templo en 70 d. C. Así que el culto se desarrolló en las sinagogas.

Una de las preocupaciones básicas de las comunidades judías de la diáspora era construir en sus lugares de residencia una sinagoga donde poder congregarse para los servicios del culto. Se demandaba la presencia de diez varones, o más si era posible, que debían asistir a cada reunión. Se congregaban todos los sábados (Hechos 15:21), y también los días segundo y quinto de la semana, para oír la lectura de una sección de la Ley. Puede afirmarse que sin sinagogas estas comunidades no habrían podido conservar su identidad religiosa y nacional en medio de los pueblos vecinos.

 2- Poderes
La sinagoga acumulaba todos los poderes en poblaciones donde sus habitantes eran mayoritariamente judíos. Su poder no era ajeno al ámbito religioso; además, había adquirido autoridad en cuestiones cívicas y legales, puesto que los judíos no distinguían entre la legislación religiosa y cívica.

3- Actos disciplinarios
Cuando un miembro de la comunidad se negaba a someterse a las normas establecidas, e ignoraba todas las advertencias, los ancianos decidían después de deliberar, la excomunión o exclusión de la congregación. Había dos tipos de sanciones: la exclusión temporal, o la excomunión definitiva. En cualquier caso tan sólo representaba una exclusión social, no un castigo físico. La persona quedaba marcada para siempre bajo la sospecha, y lo normal era que se le marginara socialmente, lo cual obligaba al sujeto a abandonar su lugar de origen y cambiar de residencia. También se les impedía la entrada a la sinagoga. Para un judío esto representaba el peor de los castigos. Esto nos permite entender mejor los pasajes en los que el Señor Jesús advierte a sus seguidores que padecerían la persecución y excomunión por parte de los judíos (Lucas 6:22; Juan 16:2; compare con Juan 9:22; 12:42).

4- Su localización estratégica
Las sinagogas se construían preferentemente fuera de las ciudades y cerca de la orilla de un río o junto al mar, de forma que todos pudieran realizar la ceremonia de purificación antes de tomar parte en el culto. De no ser posible contar con esas condiciones, se recomendaba el lugar más elevado de la ciudad para construir la sinagoga. Las ruinas de una sinagoga, que actualmente se conservan en Capernaum, son una muestra de esta costumbre, debido a que se ubica cerca del lago de Tiberias.

  1. Los niños en la sinagoga
    Los niños comenzaban la educación primaria cuando tenían aproximadamente 6 años, mientras que las niñas se quedaban en casa aprendiendo las labores propias del hogar. Las niñas podían aprender la Tora” de sus padres (Proverbios 6:20), asistiendo a reuniones públicas en la sinagoga o con la ayuda de un maestro particular. La mayoría de las veces, en cada sinagoga se apartaba un lugar donde se enseñaba a los niños. Éstos se sentaban en el suelo formando un semicírculo alrededor de su maestro, el cual estaba sentado en un cojín o en una especie de silla; incluso los estudiantes más avanzados adoptaban esta postura. Tenemos la alusión que hace el apóstol Pablo en relación a la instrucción que recibió desde su infancia. Yo de cierto soy judío… instruido a los pies de Gamaliel, estrictamente conforme a la ley de nuestros padres (Hechos 22:3).

Pregunta de reflexión o aplicación: ¿Cuál era el elemento insustituible en la educación de los niños judíos que hoy nos daría la certeza de levantar una generación comprometida con Dios?

III. EL CULTO EN LA SINAGOGA

  1. La liturgia sinagogal
    El culto más antiguo de la sinagoga incluía la oración y la lectura y explicación de una porción de la Escritura. En los siglos segundo y tercero antes de Cristo, se desarrolló un patrón de culto más elaborado. Éste incluía cinco partes:
  • La shemá (“escucha”). Consistía en la lectura de Deuteronomio 6:4-9; 11:13—21 y Números 15237-41.
  • La oración. Incluía “las dieciocho bendiciones” (shemoneh ’essreh).
  • Se leía el Pentateuco. Se usaban varios ciclos de lectura. En Palestina la lectura de la porción hebrea era seguida por la traducción aramea o Tárgum.
  • La lectura de los profetas. Se elegían porciones que explicaran e ilustraran la ley.
  • El sermón. Se desarrolló de la traducción y explicación de la lección escritural. En tiempos más antiguos parece que estuvo conectado con la lectura de los profetas. Formaba una parte del servicio de la tarde en el día de reposo. El predicador hablaba sentado desde un lugar elevado (Lucas 4:20). Se podía pedir a cualquier maestro competente que hablara (Hechos 13:14, 15). La asamblea finaliza con la bendición sacerdotal (Números 6:24-26).
  1. Influencia en cl culto cristiano
    La sinagoga probó ser un campo fructífero para el evangelismo de los primeros evangelistas cristianos, y su forma de culto influyó grandemente el culto cristiano. Jesucristo y Pablo llevaron a cabo sus ministerios en las sinagogas. Creemos que la forma de culto en la sinagoga judía fue aceptada por los primeros cristianos debido a que no existen evidencias de menciones específicas acerca de modificaciones importantes en la manera de hacer las reuniones en la naciente iglesia. Los primeros cristianos no pensaban acerca de sí mismos como fundadores de una nueva fe. El templo y la sinagoga y sus liturgias formaban el trasfondo natural de su adoración. Así que los cristianos en Jerusalén celebraban una liturgia judía con modificaciones menores. Las oraciones, la alabanza, la lectura de las Escrituras y su exposición, fueron los elementos que también utilizaron los seguidores de Jesús.

Pregunta de reflexión o aplicación: ¿Qué elemento de la liturgia de culto en la sinagoga, piensa que la iglesia contemporánea debería implementar o darle más importancia?

CONCLUSIÓN :
Vemos la providencia divina que protege la vida del pueblo de Dios para que no desapareciera de la faz de la tierra, como ha sido la intención de muchos hombres. La sinagoga fue la institución usada por el Señor para preservar la identidad de Israel y dar viabilidad a su propósito salvífico para la humanidad. En la sinagoga fue educado el Salvador del mundo, y también la utilizó para enseñar. Pablo las usó para dar a conocer el evangelio, y los primeros cristianos se sirvieron de ella como plataforma evangelística.

Hoy en la iglesia utilizamos parte de su liturgia para nuestros servicios de adoración. Por tal motivo, valoremos el preciado legado que se nos trasmitió a través del pueblo hebreo.

APRENDISAJE:

  1. En su opinión, ¿la iglesia contemporánea le concede el lugar de importancia que merecen las Escrituras, como lo hacían en las sinagogas?
  2. La sinagoga tenia una influencia determinante en la vida social y religiosa de sus congregantes, ¿cree que la iglesia debe tener un papel más determinante en la vida de los creyentes?
fuente: libro de la teología del culto Eccad – lección 8

Comentarios

Comentarios