in ,

EL ESPÍRITU SANTO, EL ESPÍRITU DE VERDAD — Pbro. Omar Flores Acevedo

[dropcap]P[/dropcap] ero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir (Juan 16:13-15).

Estas palabras de Jesucristo en el evangelio de Juan, son parte del discurso que el Maestro le entregó a sus discípulos, en aquella memorable última cena.

Jesús estaba instruyéndoles acerca de la nueva forma de interactuar que tendrían con su Padre, sería con el acompañamiento permanente del Espíritu Santo quien ejercería tutoría y guianza sobre ellos.

El maestro le llamó …Espíritu de verdad… al Espíritu Santo y les especificó a los discípulos que les guiaría a toda la verdad; porque no hablaría por su propia cuenta sino solo lo que oyere. Tenemos aquí entonces, dos cosas fundamentales para edificar nuestras vidas y realinear en lo que sea preciso nuestro andar diario.

Número uno:

necesitamos entender y obedecer el principio de ser guiados por el Espíritu Santo y dejar de construir nuestras vidas en base a las propias fuerzas; dependiendo de la astucia y capacidad personales. Ya hemos cometido muchos errores inducidos por nuestros impulsos y sueños carnales. Ya no es tiempo de errar por esforzarnos con entrega y pasión pero sin la dirección del Espíritu de verdad.

El apóstol Pablo estableció un principio ineludible. Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, estos son hijos de Dios (Romanos 8:14). No es congruente a nuestra calidad de hijos de Dios andar errando en la vida tomando decisiones que luego producen consecuencias vergonzosas y dolorosas. No es justificable esa mentalidad de: es que la carne es débil.

Es imperativo que dispongamos nuestra voluntad y comprometamos nuestra conciencia a vivir todas las cosas de hecho o de palabra como para el Señor y no como para los hombres.

Dispongámonos cada día a ser guiados por el Espíritu de verdad. Entusiasmemos nuestro corazón con la poderosa dinámica de vivir en la libertad gloriosa de los hijos de Dios. Porque si cada acción que emprendamos lleva la guianza del Espíritu; entonces en cada experiencia conoceremos y disfrutaremos toda la verdad que es requerida para nuestro gozo y plenitud.

aespiriConocer la verdad liberta, pero tolerar o vivir en falsedad esclaviza. Tenemos asignado al Espíritu de verdad para guiar nuestras vidas a la libertad, ¿para qué mentir o engañar alterando nuestras vidas y las de los que dependen de nosotros? Hay muchos cristianos que mienten y defraudan la confianza hoy en día porque sus conciencias no están oyendo al que guía a toda la verdad.

Número dos:

debemos tomar la resolución inquebrantable de asegurarnos que el Espíritu Santo dirige nuestros pasos y gobierna nuestras palabras, porque él siempre está hablándonos en concordancia a lo que ha oído del Padre y del Hijo. Si caminamos en la guianza del Espíritu de verdad, nuestra vida será auténtica, genuina, con un sentido de propósito y destino correctos y aun sobrenaturales. Pablo declaró que …Cosas que ojo no vio, ni oído oyó. Ni han subido en corazón de hombre, son las que Dios ha preparado para los que le aman (1 Corintios 2:9).

Los que le aman son los que obedecen y guardan sus palabras. Jesús le dijo a sus discípulos: Si me amáis, guardad mis mandamientos (Juan 14:15).

La vida sobrenatural de un hijo de Dios está asegurada si camina guiado por el Espíritu Santo, porque el Espíritu de verdad le conducirá diariamente a guardar la Palabra y le revelará los secretos que el mundo no puede percibir.

El mundo está incapacitado para recibir el Espíritu de verdad. El Maestro lo afirmó de esta manera: el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros (Juan 14:17). No caminemos con los códigos del mundo, ellos no pueden ver ni conocer al Espíritu de verdad, no lo tienen.

Pero fue enviado para estar y morar en nosotros. No actuemos como si no pudiéramos conocerle y escucharle. Vivamos guiados por el Espíritu Santo, el Espíritu de verdad y hagamos la diferencia en la comunidad donde Dios nos ha plantado para mostrar su gloriosa libertad.

fuente: revista aviva 2012 –  num 4

Reportar

Que te pareció

EL ESPÍRITU SANTO EN EL CULTO CRISTIANO — Pbro David Gómez Ruíz

LA ACTIVIDAD DEL ESPÍRITU SANTO EN EL ANTIGUO TESTAMENTO — Pbro César H. Casillas