SALMOS 127:3; 139; 13- 16

VERDAD CENTRAL
Desde el momento de la concepción. el embrión humano es de sumo valor y tiene el cuidado especial de parte de Dios, por lo que el aborto constituye una clara ofensa al Creador de la vida

DESARROLLO DE LA LECCIÓN

1. UNA SOCIEDAD ABORTISTA

1. El debate sobre el aborto

Se puede considerar a la sociedad actual como ”abortista” debido al alto número de abortos que se producen en la mayoría de los países. Entre los factores que han contribuido a la práctica del aborto se observa el progreso de la medicina y las técnicas quirúrgicas que han disminuido o eliminado los riesgos de tales operaciones, así como la creciente permisividad y aceptación social de la interrupción de los embarazos, y los fallos en los métodos de control de natalidad.
Por otro lado, los gobiernos promueven la práctica del aborto con el fin de controlar la población. Además. existen muchas otras causas que determinan la realidad sociológica del aborto en la actualidad. como el miedo a los embarazos con defectos físicos; las motivaciones personales de la mujer; las situaciones de injusticia social. pobreza, educación, cultura, vivienda, trabajo y más.

El aborto forma parte de una revolución que nos afecta a todos. Los movimientos involucrados son: “pro-elección” y “pro-vida”… Los primeros enfatizan el derecho a las mujeres a decidir a terminar un embarazo, los segundos enfatizan el derecho del embrión o feto a que se termine su gestación y a nacer.

El debate sobre el aborto se ha convertido en un problema político y legal en algunos países con activistas antiaborto que buscan promulgar, mantener y expandir las leyes respectivas, mientras los activistas del derecho del aborto buscan revocar esas leyes al tiempo que amplían el acceso al aborto.

2. Tipos de abortos
Se entiende por aborto toda expulsión del feto. natural o provocado. en una etapa de su desarrollo en la que no puede sobrevivir fuera del útero materno. Los abortos son clasificados en función a las causas que lo producen. Se establecen solamente los derechos de la madre, excluyendo totalmente los derechos del bebé.

  1. Aborto espontáneo o natural. Es el aborto que ocurre cuando el cuerpo de la mujer expulsa el embrión o feto sin una causa aparente. Este no es provocado de manera voluntaria.
  1. Aborto provocado o inducido. Es aquel que realiza el ser humano de forma consciente y con una clara intención de acabar con la vida del nonato.
  2. Aborto terapéutico. Se denomina así al aborto motivado por una situación en la que corre peligro la vida de la madre.
  3. Aborto indirecto. Este ocurre en una situación en que la vida de la madre peligra y el médico sigue un curso de acción para salvarla vida de ambos, pero en el transcurso del proceso fallece el feto.
  4. Embarazo ectópico. Es aquel cuando el embrión se desarrolla fuera de la cavidad uterina debido a una situación irregular de éste. Son considerados de alto riesgo y una causal común para considerar un aborto terapéutico.

Sean las razones o argumentos que se ofrecen para llevar a cabo el aborto. el resultado es que está disponible para cualquiera que lo desee, sin importar los métodos que se realicen. Lo cierto es que todo resulta en la muerte de un ser humano.

II. LA LEGALIZACIÓN DELABORTO

I. Interrupción legal del embarazo

Los estudios sociológicos confirman que el número de abortos tiende a aumentar en aquellos lugares donde tal práctica está liberalizada. En países como Rusia, Canadá. Estados Unidos. China. India, y la mayoría de los países de Europa, el aborto es legal a petición o demanda de la mujer durante cierto período de gestación.

Sin embargo en muchos países de África, Latinoamérica, Medio Oriente, Oceanía y del sureste asiático el aborto es ilegal y está penalizado en algunos de los supuestos.

La historia de despenalización del aborto en México se remonta hasta el año 1936, cuando un grupo de feministas presentaron el documento El aborto por causas sociales y económicas. Pero fue hasta el 24 de abril de 2007. cuando la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (Ciudad de México), aprobó las reformas necesarias a la Ley de Salud y al Código Penal donde se permite la interrupción de la gestación no mayor a las doce semanas de embarazo. Finalmente, el 29 de agosto de 2008 la Suprema Corte de Justicia de la Nación dictaminó que es constitucional la ley de la Ciudad de México que despenaliza el aborto realizado durante las primeras doce semanas de gestación.

Las estadísticas que presentan diversas fuentes de información varian. Sin embargo desde que fue despenalizado el aborto, según la Secretaría de Salud en la Ciudad de México, cerca de doscientas mil mujeres han interrumpido su embarazo en todo el país. Aunque nadie pueda dar cifras exactas. se estima que en México se realizan entre 750 mil y un millón de abortos clandestinos.
Alrededor de 56 millones de abortos se realizan en el mundo, con aproximadamente 45% hechos de forma insegura En muchos lugares hay varios debates sobre problemas morales, éticos y legales del aborto.

2. Organizaciones de apoyo

Las mujeres que se embarazan y no quieren la responsabilidad de un hijo se encuentran en un futuro incierto que las lleva a realizar prácticas como el aborto, que puede ser de manera clandestina Para ayudar a estas mujeres se encuentra un gran listado de organizaciones que ofrecen apoyo en temas de aborto legal y seguro, acompañamiento sicológico post‐aborto. post‐abuso sexual. salud sexual y reproductiva hacia las mujeres, tanto en México como en el mundo.

Pero también existen varias organizaciones que evitan un desenlace fatal de un embarazo. Estas buscan ayudar a través de la educación e información y un cambio de mentalidad en la sociedad. al plantearles los beneficios de prevenir un embarazo y el poder de tener un plan en la formación de la familia. Pero en caso de que suceda un embarazo se les encausa a centros de ayuda para buscar una familia adoptiva para el bebé. Ahi mismo puede recibir apoyo psicológico que pueda ayudar su vida futura…

Un aborto puede ocasionar deterioro en la salud de la madre. incluso puede incapacitarle o dificultarle un futuro embarazo.

III PERSPECTIVA BÍBLICA SOBRE LA VIDA

1. El valor de la vida

El ser que está dentro de una mujer embarazada es un ser humano. separado y singular, creado por Dios en el momento de la concepción. por lo que debe recibir la protección de las leyes en cuanto a su derecho a vivir. Desde la perspectiva divina un feto no es una masa de tejido, por lo que no hace distinción entre un “niño en potencia” y un “bebé recién nacido”.

Dios se interesa en el ser humano. Tanto en su etapa embrionaria como en la fetal (Salmos 139:16;Lucas 1:15). el niño está bajo el cuidado divino; nadie entonces debiera interferir en la vida del nonato, pues sólo el dador de la vida tiene el derecho de quitarla

El Señor conoce a cada criatura y puede entablar con ella una relación íntima desde el vientre materno. Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que nacieses te santifiqué, te di por profeta a las naciones (Jeremias 1:5).

2. Los hijos son una bendición de Dios
Los hijos son contemplados como una bendición y nunca como un inconveniente. Se conciben como un don del cielo y jamás se ven como una maldición. He aquí, herencia de Jehová son los hijos; cosa de estima el fruto del vientre (Salmos 127:3). En el AntiguoTestamento el pueblo de Israel consideraba la vida como algo muy valioso. por eso también veia la esterilidad como una vergüenza. una afrenta y hasta un castigo divino.

Salvo Exodo 21:22, 23. donde se habla de una situación accidental, ni el aborto ni el infanticidio son contemplados en la ley mosaica debido al enorme respeto que los hebreos sintieron siempre hacia la paternidad y la descendencia.

El mensaje novo-testamentario se centra en la importancia de la vida y prohibe la acción de matar. Señala que los homicidios. que contaminan el alma humana, igual que los malos pensamientos y todo lo que ofende a Dios, salen del corazón perverso de los hombres (Mateo l5:I8, l9).

CONCLUSIÓN
La vida es el mayor regalo de Dios, y de acuerdo a la Escritura, esta comienza en la concepción y continúa hasta la muerte. No nos corresponde a nosotros entonces, decidir sobre la vida o la muerte de un bebé.
Jesús dio gran importancia a la vida de los niños señalando que el reino de los cielos pertenece a los que son como ellos (Mateo I9:l4).
Los padres deben ser ejemplo de vida y conducta cristiana a sus hijos (Efesios 6:4), e instruirles bíblica y espiritualmente para que lleven una vida que agrade a Dios.

fuente: guia dominical Sana Doctrina – Eccad.mx

Comentarios

Comentarios